Sergio es un crack de la espiritualidad práctica. Su sabiduría y simpleza a la hora de transmitir su conocimiento hacen que cualquiera que tenga la fortuna de escuchar su mensaje se transforme. Escritor, conferencista, y director del Máster de Emprendedores, del Máster de Desarrollo Personal y del Instituto de Pensamiento Positivo (pensamientopositivo.org), Sergio expande el mensaje que nos recuerda que vivimos en un mundo de abundancia y todos podemos acceder a él.

Para hacerlo, debemos aceptar las reglas de este sistema, de esta rueda que fluye desde y hacia nosotros mismos. Respetar estas normas nos hace la vida mucho más fácil.

Estas reglas las rescata como mínimo común denominador entre las conclusiones a las que han llegado los seres humanos más sabios de la historia, y nos asegura que si las respetamos, nos será inevitable vivir en abundancia.

1. Ley de la CREACIÓN

Todo lo que se manifiesta en el plano de lo físico, primero tiene su lugar en el plano de lo no físico, es decir, en el plano de los pensamientos y de las emociones. Todo lo que se ha creado en el mundo, primero ha sido soñado, diseñado, planeado, pensado y luego materializado. El trabajo, las relaciones que tenemos con la pareja y los amigos, previamente se ha creado en el plano de lo no físico. Para influir en el resultado, primero debemos influir en el plano intangible entrenando nuestros pensamientos.

 

2. Ley de la VIBRACIÓN

Los físicos han descubierto que dentro de un átomo existe un vacío entre partículas, y que cada partícula es asimismo un vacío entre otras partículas. Vivimos en un Universo vacío en el que todo es información. La ley de la vibración dice que toda información atrae a su semejante. La propuesta para llevar esto a la práctica es ser coherentes entre lo que pensamos, decimos y hacemos, ya que de esa manera seremos y atraeremos a nuestra vida lo que queremos para nosotros mismos.

 

3. Ley de CAUSA y EFECTO

El trabajo, la salud, las relaciones y, en realidad, todo en la vida es un resultado. Entonces para obtener los resultados que deseamos debemos incidir en las causas y no en los efectos. Todos los pensamientos y emociones tienen su efecto y tu vida depende de lo que pensás y sentís cuando creés que no pensás en nada. Por eso es importante aprender a observar y entrenar nuestros pensamientos. Ninguna acción es gratis, siempre tiene un resultado y todos los pensamientos son la causa de lo que va a suceder después. Si fueramos conscientes de esto revisaríamos todos nuestros actos en la vida.

 

4. Ley del EQUILIBRIO

Todo acaba buscando el equilibrio. Podemos utilizar esto en términos de abundancia dando a los demás para darnos a nosotros mismos. Es inevitable que nuestra vida pase al siguiente nivel si somos generosos a la hora de dar, pero también debemos ser excelentes a la hora de recibir, el pensamiento de que merecemos lo que recibimos activa el flujo de dar y recibir. La abundancia es consecuencia del valor que damos a los demás. Entregá mucho más de lo que se espera de vos, y el éxito será inevitable.

5. Ley del ORDEN

Normalmente cuando queremos conseguir algo, vamos por el resultado, pero el orden en el que funcionan las cosas es SER-HACER-TENER. El resultado de tener algo que queremos se logra haciendo lo que se requiere para conseguirlo, y para hacerlo debemos ser esa persona que hace lo necesario para tener eso que queremos. El desafío es convertirnos en esa persona, SER. Para luego HACER lo que se requiere y los resultados que deseamos serán inevitables.

6. Ley de la ACCIÓN

Sin acción no sucede nada. La acción es el puente que une el plano de lo físico con el de lo no físico. Tenemos que entrar en acción tan pronto como sea posible ya que todos tendemos a postergar, entonces si tenemos una idea debemos concentrarnos en lo importante y decir que ‘NO’ a todo lo demás. Las personas de éxito que viven de acuerdo a sus principios y valores y que viven sus objetivos dicen que no a todo lo que no es importante. Lo fundamental es hacer FOCO en lo que queremos conseguir y decir no a todo lo que nos distraiga.

 

7. Ley del MENOR ESFUERZO

Vivir según nuestra esencia requiere el menor esfuerzo. El esfuerzo es una invención humana, lo sobrevaloramos y hasta presumimos de los esfuerzos y sacrificios que hacemos. Si presumís del esfuerzo que te genera hacer lo que hacés, cuestionate si realmente estás viviendo desde lo que verdaderamente sos. Si hacés lo que disfrutás y deseás no existe el sacrificio. Esa idea viene de no sentirnos merecedores de la abundancia, sentimos que debemos sufrir y esforzarnos para merecer la abundancia de amor, de dinero, y la clave es simple: sólo hay que saber quiénes somos, hacer lo que está en nuestra esencia, lo que se nos da naturalmente.

 

8. Ley de los MEDIOS y los FINES

Tiene que haber correspondencia entre los medios y los fines. Si no sos feliz hoy, no vas a ser feliz dentro de 15 años. Los medios son lo que hacemos hoy, los fines son los resultados que obtendremos con esos medios. Recogés lo que sembrás, tenemos que entender qué semillas plantamos hoy para conocer nuestros futuros resultados.

 

9. Ley de la EXPRESION DE LOS DONES

Todas las personas del mundo tenemos un talento o un don que al ponerlo al servicio de los demás nos trae abundancia. Un don es algo que se nos da de manera natural, no significa que seamos expertos en eso, pero tenemos ese talento en nuestra esencia. Según Sergio, el planeta es un proyecto colectivo y todos tenemos nuestra tarea y nuestra misión y si todos viviésemos de acuerdo a nuestra esencia y supiésemos lo que tenemos que hacer, el mundo funcionaría a la perfección. La clave para descubrir tu don es simple: te sentís bien cuando desarrollás esa actividad. Cuando algo no funciona y no te da los resultados que deseás la vida te está indicando que ese no es el camino. Una de las claves de la abundancia es descubrir tu don y talento y ponerlo al servicio de los demás con pasión.

 

10. Ley del DESAPEGO

Si te vinculás con la acción y te desvinculás del resultado de la acción vas a vivir en abundancia, vas a ser más feliz y va a ser más fácil conseguir los resultados que querés. Es clave conectarse con el ahora, hacer algo y no hacer otras cosas al mismo tiempo. Otra de las premisas de esta Ley es que no podés tener nada que no estés dispuesto a perder, si estás apegado a algo que no estás dispuesto a perder acabarás perdiéndolo porque ya no estás fluyendo, no estás en el momento presente, sino en lo que tenés que hacer para no perderlo. Si insistís en tener algo estás apegado al resultado y no a la acción.

 

Seguramente muchas de estas leyes hacen interferencia con tus creencias, entonces debemos trabajar en ellas para llevarlas a la vida cotidiana, y así entrar en este fluir de abundancia. Si hacemos foco en eso y nos cargamos de información al respecto y decretamos SER una persona que vive en abundancia para luego HACER lo que las personas en abundancia hacen, los resultados serán inevitables.

Para finalizar, Sergio nos propone que elijamos una de estas ideas y decretemos un cambio en nosotros mismos con respecto a ella para vivir una vida de abundancia. ¿Qué ideas vas a empezar a cambiar? Respondeme en los comentarios.